Gente de la frontera (2017). Como cualquier línea de separación, la “frontera-ex-frontera” es un punto de encuentro y de tránsito cargado de tensión que se refleja en las historias de las personas que lo habitan. Gente de la frontera es un recorrido autobiográfico por doce años de experiencias en la zona fronteriza Hendaye-Irún, que surge de la atracción por un lugar que ofrece la posibilidad de metamorfosear en turista anónimo de profesión. La obra se centra en los encuentros con distintas personas que habitan, frecuentan y transitan este lugar; en sus historias y sus peculiares identidades. Del encuentro con estos personajes surgen reflexiones entorno a la esencia político-virtual de la frontera y la percepción social sobre su existencia, que se ve transformada en un holograma del pasado, repleto de vivencias latentes en el camino transfronterizo y en la memoria de las personas. El resultado formal de estos relatos consiste en una serie de cuatro cajas, que a través del assemblage y el collage de materiales encontrados,  describen simbólicamente la historia de cada uno de los personajes:

Otra caña por favor / alcohol y más alcohol
Tabaco Mon Amour / el comercio sin límites
No tengo miedo / el rumano ebrio que quiere quemar la gasolinera a las 3 de la mañana
Enfática Europa / el sentimiento de identidad local y las represiones político-económicas

Francesco Roncaglia (Módena Italia, 1975). Vive y trabaja entre Hendaya y San Sebastián. Autodidacta, se acercó a la pintura a través de los Live Action Paintings y desde entonces ha experimentado con técnicas y materiales reciclados, manteniendo como constante el uso de la resina y la cola caliente para fijar el color, los objetos y la materia. A través de una mirada transversal desde lo local hacia lo global, en su obra investiga la relación entre realidad percibida y la realidad contada a través de los medios de comunicación.