Ecos del Bidasoa (2017), es una intervención sonora fruto de la colaboración entre Bitamine Faktoria y el artista Pau Figueres, realizada para el Festival Ribera de Irun, que propone un recorrido sonoro por la ribera del Bidasoa con textos extraídos de una publicación histórica de referencia en la comarca como fue El Bidasoa, presentes en la colección de la hemeroteca del Archivo Municipal de Irun.

La investigación previa analizó aspectos de la cotidianidad reflejado en las páginas de varios números de la citada publicación de principios de siglo. Se intentó buscar posibles conexiones con las preocupaciones actuales, construyendo de alguna manera un acervo común, imaginando ​un continuum cultural ​que revive a través del sonido. Voces masculinas y femeninas recuperaron los hechos noticiosos en un montaje dinámico que se fue reproduciendo durante el recorrido.

La galería móvil se activó en dos ocasiones, en horario de mañana y tarde, recorriendo varias veces todo el paseo a lo largo del Bidasoa, desde la zona donde su ubicó Ribera Checkpoint hasta el entorno de Recondo-Pasquier, donde se ubicaba la antigua fábrica de cerillas.