En este primer proyecto de KuBo Beltza, la obra de cuatro artistas, Oier Gil, Urtzi Ibarguen, Niko Iturralde, Francesco Roncaglia ha viajado de Hendaya a Irun y Hondarribia,  con el objetivo generar una obra propiamente transfronteriza, entorno a cuestiones  como el contacto entre el arte contemporáneo y los márgenes de la frontera, la naturaleza fronteriza, la gente y los objetos de la frontera e incluso las fronteras del propio arte.

 


Este proyecto ha sido financiado en el marco de Ayudas Transfronterizas a la Creación de Bitamine Faktoria.