En 1971, Chris Burden, en una de sus primeras acciones, Bicycle Piece, traza una línea física sobre la que pedalea en una bicicleta continuamente, estableciendo una conexión entre el interior de la sala de exposición y el espacio exterior. La unión entre lo público y lo privado, en una acción que lleva el arte más allá de la frontera del espacio expositivo.

kuBo Beltza Mobile Art Gallery es un proyecto de arte público desarrollado por Pau Figueres, que se centra en la habilitación de un espacio expositivo móvil como reflexión sobre la idoneidad de los espacios de exhibición del arte contemporáneo. Propone la movilidad y el ambulantismo como el camino para expandir los espacios expositivos y llevar el arte contemporáneo más allá de los límites del cubo blanco, acercándolo tanto al público experimentado como a públicos más alternativos. Se trata de un proyecto híbrido que recoge aspectos tanto del ámbito comisarial como de la propia producción artística con un único objetivo, el de crear una intervención final fruto de la colaboración entre dos artistas.

kuBo Beltza es la metáfora de una situación precaria que pretende consolidarse como espacio artístico en un guiño a la idea de artista ambulante. El espacio móvil se plantea como una mirada crítica a una problemática generada por el crecimiento incontrolado del turismo, que azota ciudades y pueblos de la Costa Vasca convirtiéndolas en zonas menos sostenibles, menos habitables y poco accesibles económicamente.

El espacio kB es una e-cargo bike/bicicleta de carga eléctrica de tres ruedas con un cajón de 90 x 60 cm., dentro del cual se realizan intervenciones y exponen piezas de cualquier disciplina artística. kB es un espacio móvil de arte que nace originalmente para actuar en la ciudad de Donostia, pero que pretende expandir el ámbito de sus intervenciones  a todo el País Vasco.